Obra

La obra de Ana Zulaica: pintura que atrapa el instante

La fotografía paraliza instantes. Ana Zulaica los empapa de materia y color. Los tonos azules y verdes, además de la utilización de la técnica del goteo, delatan sus afinidades con el artista Juan Antonio Aguirre, de quien bien podría apropiarse de la frase “no hay solución de continuidad entre mis cuadros, mi vida cotidiana y mis emociones”. Ana pinta a partir de la vida que lleva, no se desliga de la contemporaneidad ni se inhibe del afecto que siente hacia los modelos que retrata. Su experiencia vital es urbana y burguesa, con su familia, sus jardines, ciudades… los verdaderos protagonistas. Pero, siempre la gente, como premisa principal. Esta es la que dirige la sintaxis espacial, nunca son las formas arquitectónicas o ambientales las que construyen el espacio, sino las humanas, montajes a la manera de algunos cuadros de Rembrantdt. (David Barro, Director de “Arte y Parte”).

             Maternidad    ana-zulaica-figura-costumbrismo